Posteado por: volovan | junio 13, 2008

Lágrimas materiales

Como cientos de hombres, esta semana fui ‘arrastrado’ al cine por mi chica para ver Sex and the City. La verdad es que no soy fan de la serie, pero tampoco me molesta, por lo que a grandes rasgos puedo decir que me la pasé bien, o por lo menos no me la pasé mal.

Lo que si, hubo dos cosas que me sorprendieron. Primero, me sentí como una mujer viendo una película de Bruce Lee, o El club de la pelea. Con esto no quiero decir que sólo un hombre puede ver películas como esta, a lo que voy es que el guionista de Sex and the City conoce tan bien la psique femenina que en determinadas escenas de la película todas las mujeres en el cine, 80% de la sala, reaccionaron al unísono; salía varios vestidos de las marcas blablabla y todas hacían: ¡oh!; Carrie (ven cómo sí investigo antes de escribir) hacía una broma feminista y todas: jajaja; el galán regala un anillo o unas flores y todas: ahhhhh; un tipo mamado sale desnudo y todas: ¡uf!; o un encuentro en el puente y todas: snif, snif. Era como si antes de entrar al cine les hubieran dado un manual de reacciones. Perfecto.

Por otro lado, lo que más me sorprendió en toda la película fue un tipo que estaba sentado detrás de mí, quien tras la escena donde Carrie le regala un bolso (o bolsa, no lo sé)  Louis Vuitton a su asistente comenzó a llorar. Al principio no lo creía, pero al voltear y verlo con un kleenex sobre la nariz no me quedó duda; lloraba. Y por dios, lloraba por un bolso. ¡Un bolso! Es la primera vez que veo lágrimas por un pedazo de piel bien cosido. Es un hecho: la moda nos gobierna.

Anuncios

Responses

  1. Mi estimado Volovans… La moda es otro pedo, la verdadera claro, no las mamadas que encuentras en El Palacio. La estética del objeto, los materiales, la factura. Yo no lloré cuando ví esa bolsa en la película, pero reconocí la chingonería que es. Ese objeto no es “una bolsa”, es otro pedo. Bolsas, las que regalan en las carnicerías o en las verdulerías.

  2. Amé la película, quiero verla diario jajajaja.
    Peeero jamás compraría ni el anillo ni el bolso, aunque tuviera muchos millones, no soy capaz de “reconocer la chingonería que son”. Feliz Fin de Semana Volován!!!

  3. Jejeje ,, No me ha tocado ver llorar a nadie en una sala de cine( tiene rato que no veo drama) , pero debe de ser raro y mas por un absurdo bolso…

  4. Jejeje… pero no sólo la psiquie de las damiselas Volo, sino también las de los miles de gays que nos chutamos las filas como de barata en 1 de enero para verla.

    Creo que el consumismo está cabrón, pero si lo disfruitas y sabes que lo eres, y encima lo aceptas, estás del otro lado… Un placer culposo que sin duda, valemos, jejeje…

  5. LLoraría diario si tuviera una bolsa como esa

  6. Es díficil de explicar porque la moda nos vuelve locas y puede emocionarnos hasta las lágrimas…yo hubiera llorado si me la regalan.

  7. Lo mejor de la película es que fue, por mucho, más real que la serie (por aquello de aprender a perdonar)… pero NUNCA más real que la última de Indiana Jones – jeje

    No, en serio… Tengo una teoría: las mujeres que se creen cierto el autosuficiente ‘girl power’ que tanta publicidad hace la serie… es muy probable que sigan solteras sin querer serlo (en el fondo, claro está).

    La serie es un detalladísimo ‘paso a paso’ de cómo boicotear hasta la relación más prometedora… ej. Si al cuate le huelen los pies… ni modo, gracias por participar y pasemos al siguiente… vayamos a comprar Manolos y Pradas y a desahogar la pena con las amigas tomando Cosmos mientras llega el Príncipe Azul (oops, dije eso en voz alta?) No, las chicas de Sex and the City no podemos aceptar en público que lo único que en realidad queremos es… (chacachacáaaaaaan…..) QUE NOS QUIERAN (sí, como todos los demás mortales… sólo que si lo aceptamos, dejamos de ser especiales y famosas).

  8. Yo tambien lloraría por un bolso como ese, y por unos manolos!!!!!!

  9. sex and the city es descaradamente vana. ya al principio, carrie confiesa que llegó a nyc para conseguir amor y y ropa de marca. así, como si pudieran combinarse o algo. lo que me choca es que la gente (mujeres adolescentes y gays con ínfulas de mujer rica, a la cabeza) se lo tome tan en serio. ¡es sólo ocio! la vida es demasiado distinta, sobre todo para las adolescentes y los gays que quieren ser mujeres.

  10. La parte del encuentro en el puente es la mejor


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: