Posteado por: volovan | diciembre 15, 2008

El gusano a-s-e-s-i-n-o

Ayer, me quedé solo en la casa en la noche. Mi chica fue a una de esas cenas navideñas con sus amigos. Antes de dormir como siempre fui a la cocina para servirme un vaso de agua que me tomaré al siguiente día al despertar. Encendí la luz, y a mitad del suelo de la cocina una figura me llamó la atención. A lo lejos, parecía una hoja seca enrollada; tenía la longitud de un dedo índice de una mano de adulto, el ancho de un camote y un color entre rojizo claro y beige. Intrigado, me acerqué y coloqué de cuclillas junto al objeto. Así de cerca, tenía más la apariencia de algo orgánico que de una hoja. No sabía si tocarlo, o esperar a que se moviera. Al final, me atrevía a tocarlo. Al instante, el contacto del objeto con mi mano me erizó la piel y me obligó a brincar hacia atrás. Era un hecho, lo que estaba a mitad de la cocina tenía la textura de algo vivo. Por la forma, textura y color, estaba seguro que era un gusano. Un enorme, inmóvil e impresionante gusano. Pensé en tomar la escoba y darle un par de golpes para matarlo, pero, pensándolo bien, desde que lo encontré no se había movido en lo más mínimo. Lo más seguro es que estuviera muerto.

Después de un rato, me armé de valor, tomé un bonche de servilletas, lo envolví con ellas y lo levanté. Con la presión adquirió una textura mucho más aguada, como uno de esos dedos rellenos de gel que venden en Halloween. Asco. Estaba a punto de tirarlo al bote de basura cuando la curiosidad me dijo “míralo de cerca”. Lento, desenvolví las servilletas que rodeaban al animal y lo miré con calma. Qué extraño: no tenía cabeza, cola ni aros; la piel no parecía piel, más bien era como una masa de carne, y estaba envuelto como en una capa muy fina de…  ¡salchicha! Era una salchicha cruda. De pronto lo recordé, cuando hablé con mi chica me dijo que estaba cocinando salchichas inglesas para llevar a la cena. Ja.

Creo que sólo un vegetariano puede confundir un embutido inglés crudo con un gusano a-s-e-s-i-n-o.

Anuncios

Responses

  1. jajajajajajajaja!!! LOL!!!

  2. Jejeje, si, creo que sólo a un vegetariano le pasaría eso. Gracias a tu descripción creo que ya no me gustan las salchichas, bueno, nunca fueron mis favoritas.
    Saludos!

  3. Bueno, no fue un dedo por lo menos, ya ves que esta de moda eso de andar encontrando partes humanas en todos lados

  4. hahahahahahahahaha!!! no puede ser!!!

  5. jajajajaja eso pasa cuando uno ya anda medio dormido Volovan 😛

  6. Jajaja…

  7. jajajaja a mi me paso lo mismo pero con una zanahoria!!!

  8. O_o NAaaaa de seguro nos estas choreando.

  9. hahahahahahahahahahahahhahahaha, ahora si me reí como nunca voli!

    por cierto, parece que la maldición que lanzaste sobre carqui tuvo efecto… deberías poner una en Hugo Chavez.

    Saludos!

  10. jajajajaja!!! buenísimo!

  11. P.L.O.P…

  12. jajajajjjaja.

  13. Joli chit!

  14. jajajajajajajajajajajajaja que chistosísimo chiste. Por cierto, las abuelas recomiendan no tomarse el agua que dejaste toda la noche “al aire libre” porque absorben toda la mala vibra, y tú vas y te la tomas ja!

  15. JAJAJAJAJAJAJA te creo con toda la fuerza de mi alma. Me ha pasado, me ha pasado…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: