Posteado por: volovan | enero 29, 2009

Mi relación más íntima y duradera

Quizá no era la primera vez que los veía, pero sí cuando se hicieron más notorios para mí. Fue en la prepa, para ser más específicos en la escuela nueva. Ahí, comencé a observarlos por todas partes. En grupos o solos, no importaba, siempre estaban por ahí; eran omnipresentes. Pronto me di cuenta que no les importaba clases sociales, sexo o edad. Bien podían estar con la chica guapa de la escuela, con el gordo o con algún maestro. Sin embargo, tenían cierta oscura preferencia por el grupo de nerds, o raros de la escuela. A mí, en un principio, no me hacían caso, y eso me hacía sentirme importante. Por eso, cuando mis amigos hablaban de ellos yo sólo me limitaba a escuchar o a decir con un chocolate en la boca: “a mí me la pelan”. Hasta que un día uno de ellos, uno de los más grandes y feos, me silenció. Y a partir de ahí me convertí en su favorito. Sí, seguían acosando a los demás, pero conmigo se empecinaron. No pasaba día sin que me molestaran; podían hacerlo solos, en parejas, en grupos de cuatro o hasta siete al mismo tiempo. Intenté ignorarlos, pero atacaban con mayor fuerza. Lo cierto es que nunca me acostumbre a ellos. Como era de esperarse, esto no pasó desapercibido por los demás alumnos que pronto empezaron a molestarme. Fue tanto el suplicio que me impusieron que comencé a ir con doctores. La mayorías sólo me escuchaban y me daban remedios poco eficientes. Pero uno de ellos tuvo el valor para medicarme; acto que me obligó a olvidarlos, y ellos a mí.

Pasó el tiempo. Ellos regresaron. Hoy, a mis 32 años todavía los tengo encima. No son tantos como antes, pero quedan los más fuertes y resistentes. Estoy convencido que aún se divierten a mi costa. La diferencia es que ahora mi autoestima es mayor como para ignorarlos. Además ya estoy resignado a que ellos, los barros, estarán siempre e incondicionalmente a mi lado.

Anuncios

Responses

  1. Malditos Barros , nunca nos dejaran…

  2. Jajajajajaja…. hasta eso he sido un ser suertudo… la verdad solo he sufrido de barritos ocasionales, pero sì recuerdo a mis pobres compañeritos q sufrian con ellos desde la secu…
    Abrazos!

  3. Por lo menos no tuviste acne grave como Bukowski…ya sabes, lleno de forunculos llenos de pus que lo hicieron salir de la escuela…

    un besin

  4. a mi de repente me atacan, de hecho no muy seguido pero cuando lo hacen no tienen piedad y dejan sus huellas sobre mi …

  5. Para mi no son muy comunes, ni sikiera cuando estaba puberta…pero a mi marido hasta la fecha le salen unos tremendos, que le duelen horrible :s

  6. Nada como varias cicatrices de barros para dar la apariencia de malo de película de hollywood, ahi tienes a Edward James Olmos.

  7. Jennifer, de hecho en la adolescencia sí tuve acné grave. Y fue un fastidio.

  8. Ja! yo sé cuando me va a bajar por la cantidad de ingratos que se aparecen. Sin Yasmin la vida no sería igual.

  9. ..es que acuerdate: “si es cremoso, es granoso” por eso “mas rápido que Asepxia, imposible” (dios ya tengo que dejar de ver la Tele”

  10. Realidad


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: