Posteado por: volovan | diciembre 23, 2009

Mis cinco libros favoritos que leí en el 2009

Lo sé, lo sé. Tengo muy abandonado esté blog, y más las reseñas de los libros que de vez en cuando hacía. Esto porque… el twitter me sedujo. Y es que el twitter es algo así como la aventura cibernética; aparentemente necesita muy poca atención y te da satisfacción inmediata. Mientras que el blog es más como la relación seria; tienes que pensar antes de hablar, dedicarle tiempo, y para tener una respuesta a cambio, a veces puede pasar muchas horas.

Pero ya que estuve de promiscuo con el twitter, regreso con la cola entre las patas (como le decía mi mamá a mi papá cuando regresaba de sus “parrandas”) a los brazos del blog. Ahora lo difícil será mantener la casa chica.

Y para que vean que mi reconciliación va en serio, además de reponer las reseñas que no escribí este año, aquí les van los cinco libros que leí que más me gustaron en el 2009.

Niños en el tiempo, de Ian McEwan (Anagrama)
Nunca había leído nada de él, pero por distintas partes había escuchado buenas críticas, así que compré su última novela publicada en español, Chesil Beach; me gustó tanto que de inmediato me compré otro, Niños en el tiempo. Y aunque el primero es bueno, este último me fascinó desde el primer capítulo. A grandes rasgos cuenta la historia de un hombre al cual le secuestras a su hija, y el proceso que pasa para superarlo. Esta es la historia. La forma de escribirla, es grandiosa.

Los meteoros, de Michel Tournier (Alfaguara)
Este es uno de los autores que se tienen que leer. Y quizá este sea el libro para hacerlo. Tournier es uno de esos escritores que utiliza la literatura para hablar de filosofía; aquí una muestra. Tiene personajes psicológicamente muy complicados, por ejemplo, en esta novela son unos gemelos que tienen una relación tan estrecha que llegan a tener relaciones sexuales. Además, tiene la capacidad literaria como para desarrollar pasajes perfectos, incluso me atrevería a decir que en este libro está uno de los capítulo mejor logrado que he leído (si algún día lo leen, me refiero al capítulo del basurero y el tren).

Sostiene Pereira, de Antonio Tabucchi (Anagrama)
Con este libro, Tabucchi hace una crítica mordaz a la sociedad y, de paso, crea uno de los personajes más entrañables de la literatura. La novela se sitúa en Portugal, en la época de la dictadura de Salazar, mientras que en España se desarrolla la Guerra Civil, y en Italia el fascismo predomina. En ese ambiente, un periodista viudo y casi jubilado, Pereira, conoce a un par de jóvenes revolucionarios que lo harán regresar a la vida. Nostálgico y contestatario; una gran novela. Tabucchi es uno de mis escritores favoritos.

En la carretera, de Jack Kerouac (Anagrama)
Me provoca algo de pena decir que hasta este año leí este libro. Y es que pocos libros se convierten en una obra de culto o generan un movimiento (el beat). Como muchos sabrán, este libro es una especie de diario que Kerouac escribió en dos viajes que realizó por todo Estados Unidos hasta llegar a México. ¿Qué lo hace tan especial? Pues antes del movimiento jipi y el rock, este tipo y sus amigos fueron de los primeros que experimentaron (y el primero en narrarlo) con drogas, homosexualidad, alcohol, viajes en autostop, sexo, filosofía oriental, jazz… todo lo que después retomaron los jipis en los sesenta. Todo narrado con un ritmo hilarante sin puntos aparte. Este año Anagrama publicó el manuscrito original sin censuras y con los verdaderos nombres.

El bosque del cisne negro, de David Mitchell (Tropismos)
En una entrevista que le hice a un escritor (la verdad es que no recuerdo ya su nombre) me recomendó este libro. Lo busqué en México, y no lo encontré. Fue hasta que una amiga me lo trajo de España que lo puede leer. Valió la pena el gasto y la espera. David Mitchell es muy poco conocido en América, pero en Europa es de los escritores más aclamados. La novela tiene una trama sencilla: narra 12 meses en la vida de un chico de 13 años que vive en un pueblo de Inglaterra. Este año será clave para él pues justo es la etapa donde dejará la infancia para entrar a la adolescencia. Está escrito en primera persona y con una narrativa impecable; me produjo una regresión a esta etapa de mi vida (algo que le agradezco).

Anuncios

Responses

  1. […] pensé que podría lograr, como terminar un triatlón. Viajé y conocí gente nueva. Leí buenos libros, miré buenas películas y fui a conciertos increíbles. Vaya, hasta salí en la tele. Pero […]

  2. Tienes que leer “Las aventuras del buen soldado Shveik durante la guerra mundial” de Jaroslav Hasek.

  3. He leido tu blog antes, este es mi primer comentario por que me ha surgido una duda
    ¿donde fue que compraste Los Meteoros? he leido a Tournier, pero no encuentro este titulo. Por favor. responde.

    • Lo compré un día que lo vi en el Péndulo de la Zona Rosa, quizá lo encuentres ahí. Y es muy extraño, pero el Péndulo de Perisur encuentras libros que en otras librerías nunca están, tal vez sea porque no compran muchos libros por allá, o no lo sé. Te recomiendo que hables, 56063114 También puedes buscar en Gandhi o en el Sótano. Espero que lo encuentres, vale mucho la pena.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: